La Organizacio Social Católica San Ignacio (OSCASI) es una organización social sin fines de lucro, fundada en 1958 por un grupo de madres de alumnos del Colegio San Ignacio de Caracas, que asumió el compromiso de trabajar a favor de los más necesitados.

La participación de las comunidades ha sido un pilar fundamental para llevar a cabo esta labor, dado que una de sus metas es impulsar a la gente a formar parte de su propia dinámica social.

La labor social y educativa de Oscasi se concreta en:

  • Formación académica
  • Capacitación de promotores
  • Apoyo psicopedagógico
  • Dotación de útiles escolares
  • Eventos culturales, deportivos y de recreación
  • Complemento nutricional: merienda y almuerzo
  • Control de peso y talla y vacunaciones
  • Charlas de orientación nutricional y de salud
  • Asesoría legal
  • Servicio odontológico
  • Roperos

Misión

Apoyar a las comunidades populares promoviendo la superación humana, mediante el fomento de la acción social de la comunidad educativa del colegio San Ignacio.

Visión

Somos el brazo ejecutor de la acción social de la comunidad educativa del colegio San Ignacio; una organización de desarrollo social, sin fines de lucro, reconocida, dinámica e innovadora, católica de carisma ignaciano, sólida y estable, referente nacional en el campo de la educación alternativa por su red de escuelas y trabajo comunitario. Nos apoyamos en proyectos respaldados por personas y organismos nacionales e internacionales, y articulándonos con otros entes formamos voluntariado para el servicio social.

 

Una iniciativa de las madres

La caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, en 1958, y la siguiente transición a la democracia generó un sentimiento de preocupación por el país y por los más necesitados en las madres del colegio San Ignacio. Para canalizar la inquietud, las mamás realizaron un retiro espiritual guiado por el padre Jenaro Aguirre s.j., y de allí surgió la idea de trabajar en el barrio Unión de Petare, en las áreas de salud y educación.

 

La idea de la superación

En consonancia con la misión de OSCASI que se propone promover la superación humana en los habitantes de zonas populares, en 1992 se fundó la primera Escuela Alternativa para permitirles a los niños y jóvenes que desertaron de la educación formal, la posibilidad de recuperar el tiempo y el estudio perdidos.

Se construirá en Petare

Petare, capital del municipio Sucre, es la comunidad más poblada del estado Miranda, tanto que, algunos diarios se refieren a ella como una ciudad dentro de la capital –Caracas-. La deserción escolar también es otro de los males que padece, debido a que un estudio diagnóstico realizado por Oscasi para conocer la pertinencia de construir las Escuelas Alternativas en esta localidad, arrojó que 83% de niños y jóvenes petareños, entre 9 y 14 años, abandonaron la escuela.OSCASI, entonces, encontró el lugar propicio para levantar su labor, la cual se refleja hoy en las Escuelas Alternativas El Cortijo, San Ignacio, Beatriz Castillo y Adelita de Calvani, además del dispensario odontológico y del preescolar, en el que se brinda a los pequeñitos educación para la vida, el amor y la alegría.

Cada uno de estos centros cuenta cada vez con más innovaciones tecnológicas, educativas, alimentarias y de salud, gracias a la acción generosa de los colaboradores.