A la Comunidad Ignaciana

¡Cristo ha resucitado!

Nos encontraremos con el Resucitado, al recorrer su vida y dejarnos empapar con su modo de relacionarse con la gente, de su compasión sin fronteras, de su amor comprometido y eficaz, de su fidelidad a toda prueba; al reconocer en su rostro el rostro del Padre, que quiere nuestra felicidad y abre sus brazos para acogernos.

Tenemos solamente una forma de encontrar al Resucitado, y es dando vida, poniendo vida, defendiendo la vida, poniéndonos al lado de los crucificados de hoy; al lado de las innumerables víctimas de la violencia y de sus familias; al lado de los presos; al lado de los que no tienen pan, ni techo, ni medios para su salud, ni escuela; al lado de tantos emigrantes…

Hay tres símbolos para expresar el sentido de nuestra fe en el Resucitado: Luz, Palabra, Agua.

La Luz de Cristo que guía nuestro caminar en las oscuridades e incertidumbres de la vida y del mundo. Luz para encontrar el camino de la reconciliación en nuestro país; poniendo nuestras capacidades para reconocernos y respetarnos; para perdonarnos y recibir el perdón; para mantener la esperanza y ponernos a construir el país donde quepamos todos los venezolanos, en especial las mayorías empobrecidas y excluidas.

La Palabra que nos conforta y nos guía para superar los miedos, para recuperar confianza, y proclamar la presencia del Resucitado en nuestra historia, en nuestra cotidianidad. Palabra que nos conduzca a un entendimiento entre los diferentes, y podamos resolver los conflictos en un verdadero diálogo, que contenga mutuo reconocimiento, valoración y respeto.

El Agua bendita por Dios desde el comienzo de la Creación. El agua que es elemento indispensable para una vida sana y digna, y que cuando es bendecida nuevamente es una referencia a Cristo Resucitado, es decir, a la vida, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret.


Pido y confío en que Cristo Luz, Cristo hecho Palabra, Cristo manantial de agua viva, sean para la Comunidad Ignaciana la bendición que inunde nuestras vidas.

Caracas, 20 de abril de 2019

Jesús Orbegozo, S.I.

Rector

 

PRORROGA

INSTRUCTIVO PROCESO DE ADMISIÓN PARA NUEVOS ALUMNOS

CURSO ESCOLAR 2019-2020

(IMPORTANTE Utilice Mozilla Firefox como navegador). Al terminar el proceso el sistema le indica cual es el código de su solicitud, este código le sirve para imprimir la planilla.

Favor leer completo antes de llenar la planilla en el sistema

LA OFICINA DE ADMISIONES HA DECIDIDO PRORROGAR ESTE PROCESO

** LA PLANILLA ESTARÁ DISPONIBLE EN LA PÁGINA WEB DEL COLEGIO HASTA EL DÍA 1 DE MAYO DE 2019**

Se recibirán las solicitudes que tengan sus recaudos completos, en la Biblioteca MAGIS del Colegio San Ignacio, Módulo 2, Tercer piso, los días lunes 6 y martes 7 de mayo de 2019, en el horario comprendido entre las 8:00 am y la 1:00 pm.

Es importante saber que el proceso de admisión comienza con la entrega de la documentación solicitada.

Damos la bienvenida a los solicitantes para el nuevo período escolar 2018-19. Agradecemos que hayan considerado al Colegio San Ignacio como opción educativa para sus hijos. Este proceso estará disponible las 24 horas del día hasta el 1 de MAYO 2019 y serán procesadas todas las solicitudes, a partir de la fecha de entrega en el mes de enero.

Para optar a un cupo para el periodo escolar 2019-2020 usted deberá cumplir con los siguientes requisitos:

1.- Es indispensable que los aspirantes cumplan con la condición de haber nacido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del año:

2014 para optar al Nivel de Kinder

2013 para optar a Preparatorio

2012 para optar a 1er. Grado

2011 para optar a 2do. Grado

2010 para optar a 3er. Grado

2009 para optar a 4to. Grado

2008 para optar a 5to Grado

2.- La Planilla de Solicitud de Admisión debe ser totalmente completada e impresa por duplicado. Debe llenar todas las pestañas:

Pestaña 1.- Datos del Representante,

Pestaña 2.-Datos del Representado,

Pestaña 3.-Datos del Padre,

Pestaña 4.-Datos de la Madre y

Pestaña 5.-Referencias

En la pestaña datos del representado es requisito colocar la cédula escolar del niño, SI NO LA TIENE DEBERA INDICAR LA CÉDULA ESCOLAR que está conformada por 12 caracteres a saber:

  1. El carácter V o E
  2. Si no es morocho colocar un número 1; si es morocho el que nace primero lleva un 1, el segundo al nacer lleva un 2. Y así sucesivamente.
  3. Dos últimos dígitos del año de nacimiento. Ejemplo: en el caso de KINDER colocar el número 14.
  4. Número de cédula de la madre. Si es menor de 10 millones colocar un cero adelante.
  5. Ejemplo V11303994907; si fuera morocho el segundo sería V21303994907.

 3.- Para el día de la recepción de documentos, los padres y/o representantes deberán consignar la documentación por duplicado, en dos carpetas manila tamaño carta con gancho, identificada en la pestaña con el nombre completo del aspirante (Apellidos y Nombres), en el orden en que se indica:

1.- Planilla de Solicitud de Admisión con foto actualizada del aspirante, tamaño carnet debidamente pegada al lado superior derecho de la planilla.

2.- Fotocopia de la cédula de ambos padres, legible y ampliada (tamaño media hoja carta).

3.- Carta dirigida a la Dirección del Colegio, en la que expondrá los motivos que lo mueven a solicitar el cupo.

4.- Fotocopia de la partida de nacimiento del aspirante.

5.- Fotocopia de la boleta más reciente.

6.- En caso de haber sido bautizado, traer la partida de bautismo (opcional).

7.- Carta de trabajo de AMBOS PADRES del niño

8.- Carta de referencia, que incluya datos de dirección de habitación y teléfono local y celular.

4.- Para descargar, completar e imprimir la Planilla de Solicitud de Admisión debe hacer Click sobre el ícono de Solicitud de Admisión, que está disponible en el lateral inferior derecho de la página web del colegio

 

Al Educador Ignaciano

 

Al comienzo de este nuevo año, quiero hacer un reconocimiento a todos los educadores del Colegio que con su esfuerzo y dedicación, del día a día, han hecho y siguen haciendo posible que se mantenga firme la Misión del Colegio.

No gozamos hoy de un horizonte claro de país, ni tampoco tenemos la respuesta más adecuada para lograr seguir siendo una institución que forme jóvenes conscientes de su realidad, competentes, con la sensibilidad necesaria para comprometerse en la transformación de nuestra sociedad en paz y justicia. Este sigue siendo nuestro gran reto.

Para ser coherentes con nuestra Misión y con nuestra responsabilidad, nos corresponde continuar dando pasos para profundizar en nuestra identidad ignaciana, con sabiduría, con tenacidad y con audacia, dando nuestra contribución a la construcción de Venezuela, para que todos podamos sentarnos en la misma mesa, sin exclusión alguna.

En esta gran tarea educativa, hay actitudes y cualidades personales que nos definen como educadores ignacianos:

 

  1. Acogida, que sale al encuentro de sus alumnos, los busca, con un gesto de profunda acogida.
  2. Discernimiento, para que los alumnos se entiendan a sí mismos, que comprendan lo que les acontece, a entender su entorno, a prepararlos para que vayan haciéndose responsables de sus vidas.
  3. Presencia, estando siempre al lado del alumno, acompañando, escuchando, dando vida a tanta soledad.
  4. Testimonio, con coherencia entre lo que hablamos y actuamos, mostrando lo que uno es, lo que uno cree.
  1. Respeto, con un profundo respeto al niño y al joven, evitando todo tipo de humillación y maltrato. A su vez, somos personas que requerimos ser igualmente respetados.
  2. Confianza, llamados a generar en el entorno colegial un clima de confianza, de amor y de alegría.
  3. Servicio, que nace del agradecimiento por lo mucho que recibimos en la vida.
  4. Competencia, formados en nuestro campo profesional, actualizándonos constantemente en las competencias específicas de nuestra profesión.
  5. Personas de fe, llamados a reflejar nuestra vivencia y compromiso de fe en la constante interrelación con los educandos, más allá de la trasmisión de conocimientos.
  6. Personas integrales que comportan un modo de ser, un modo de vivir y un modo de actuar.

Educar es un modo de acercarse al niño y al joven, con mucho respeto y amor, para que desarrollen todas sus potencialidades y se realicen como personas en plenitud. Al educador le toca dinamizar las ricas energías dormidas de niños y jóvenes, y ayudar a abrir las inmensas posibilidades que encierran.

No se puede educar sin que exista un clima de confianza, de amor y de alegría. No se puede educar sin humor y sin gozo. Para nuestra misión, debemos tener una sólida fortaleza que aguante los embates de la rutina diaria y para las situaciones que requieran serenidad y firmeza. Fortaleza que debe de ir acompañada de profunda sabiduría que nace tanto de la inteligencia como del corazón compasivo, para discernir el mejor camino a seguir. Y unidos al maestro Jesús, en nuestras preocupaciones, sintamos predilección por los pequeños, por los débiles e indefensos.

Con todo el reconocimiento y con el corazón agradecido.

Jesús Orbegozo, S.I.

Rector

Caracas, enero de 2019

 

Desfile Aniversario Colegio San Ignacio 2019

Dando Click en la imagen podrá disfrutar del resumen fotográfico

DESF1

 

 

venemergencia

 

Página 1 de 2

LOGO OFICIAL CSI.png
Powered by EduWeb © 2019