HISTORIA DEL BASKET EN EL COLEGIO SAN IGNACIO

RP. Lorenzo A. Mendoza H.,S.J.

Al hacer un recuento de la historia del Basket, falla desgraciadamente la memoria y no hay datos escritos que ayuden a reconstruir completo, el pasado de este deporte en el Colegio San Ignacio.

Tengo la vaga idea de que en 1.943 o 1.944, los alumnos organizaron un equipo para intervenir en los primeros juegos organizados a nivel del Distrito Federal y que hicieron un buen papel, perdiendo solo en la final. Esto ocurrió cuando todavía el colegio funcionaba en la esquina de Jesuítas.

Una vez en Chacao, no hay recuerdo por quién y cuándo se pusieron 4 torres en el patio de recreo de Bachillerato que son todavía el orgullo y la envidia por lo funcionales y bonitas. Ese patio era de tierra y en un extremo había porterías de fútbol. Entonces se asfaltó la parte que quedaba enfrente de las aulas y se pusieron las torres, debió ser el 1.961. Sin embargo no se organizó nada competitivo hasta el año 1.970, o tal vez mas tarde pero por ahí, un grupo de alumnos resuelve formar unos equipos y participar en la recién fundada división de Basket de LIDES.

Eran dos Categorías y luego aumentaron a tres, y jugaban según las bases del Fútbol de Lides con adaptaciones mínimas por la diferencia del deporte. Recuerdo al Marqués y al Don Bosco además de La Salle de la Colina y el Santo Tomás. También jugó el Champagnat (Maristas) pero no recuerdo si fue en estos primeros tiempos. El Sr. Arapé les entrenaba y dirigía.

En 1.976 la cuota anual era de Bs. 825,00 y había tres categorías que se jugaban en la misma jornada. El Mini del LOYOLA quedó campeón en ese torneo.

Los jugadores mayores se dieron cuenta que no podían presentar buenos equipos ni progresar como lo estaban haciendo: practicando por su cuenta y sin dirección técnica en los juegos. En un juego distrital vieron a José Marrero (“Angelito”) y le invitaron a ayudarlos. Poco a poco surgió una simpatía mutua y Angelito pasó a entrenarlos regularmente. Corría el año 1.977.

angelito

Ellos reunían algo y le retribuían a Angelito en forma irregular. El P. Mendoza, a la sazón Director del Colegio, les organizó para que pagaran un sueldo fijo y regular a Angelito. Se le invitó también a culminar sus estudios en el Pedagógico para que entrara a formar parte del Profesorado de Educación Física del Colegio, lo cual era para utilidad mutua; se daba un sueldo mejor a quien demostraba gran calidad humana y profesional al mismo tiempo que se le vinculada mas firmemente al LOYOLA.

Es en el año 1.977 en que se da forma institucional al LOYOLA Basket Club y las experiencias acumuladas llevaron en 1.983 a editar el primer Reglamento pormenorizado y aprobado por la Dirección del Colegio y que aún hoy sigue intocado como norma del Club. Ese año 1.977 la Liga LIDES organizó un Campeonato en el cual participaron 9 colegios en el Juvenil y el LOYOLA quedó de Subcampeón, el Campeón fue Santo Tomás. En 1978 repitió el Juvenil como Subcampeón entre 8 equipos y el equipo de La Salle quedó Campeón.

En 1.979 había cuatro (4) categorías y el LOYOLA obtuvo los tres primeros lugares en las categorías Infantil A, Infantil B y Juvenil, para quedar de 4º en el Mini. Participaban Santo Tomás, La Salle de la Colina, San Antonio (que lo animaba poderosamente el Profesor Eduardo Pozo, al que se le debe mucho del auge del Basket de LIDES), el Marqués, La Salle Tienda Honda, Nuestra Señora del Rosario (Parroquial de la Trinidad), el Agustiniano Cristo Rey de Santa Mónica (que sufriría la tragedia de la muerte del Padre que los dirigía y de unos jugadores en accidente de tráfico cuando se dirigían a jugar) y el Santo Tomás de Villanueva con el Padre Martín.

el universal 1979

En aquellos tiempos, había una amplia cobertura periodística sobre todo de EL UNIVERSAL lo que entusiasmaba mucho a los jugadores que por la prensa se enteraban de las distintas incidencias del campeonato y las posiciones de los equipos.

Otros Colegios que se incorporaron fueron el Emil Friedman y el Santiago de León que gracias al profesor Fahner, entonces Director del colegio, se incorporó e hizo muy buen papel hasta que ido el Profesor y por unos roces se retiró de la Liga. En todo este período el P. Mendoza quedó como Delegado del LOYOLA en la Comisión de Basket sin haber sido nombrado oficialmente y diríamos por defecto. En ese carácter lo sorprendió la decisión de la Directiva de LIDES de hacerlo Presidente de la Comisión de Basket, cargo que ejerció varios años hasta que al encargarse de la Recién fundada comisión de Voleibol, entregó el cargo al Profesor Eduardo Pozo en 1.980.

 En 1.980 se crearon los campamentos vacacionales siguiendo el modelo de otros colegios, con el fin de darles ocupación a los alumnos, trabajo y sueldo a los entrenadores y una entrada adicional al club que ya se había estructurado con los padres y representantes de los jugadores. Ese año la Sra. Yolanda de Cachutt, madre de uno de los mejores jugadores del club, comenzó a asistir con el P. Mendoza a las reuniones de la Comisión como Delegada del Club.

Estructurada la Directiva del LOYOLA Basket Club, surgieron Proyectos e inversiones diversas: se encargaron tripas para reparar los balones, se compararon muchos balones SUPER K, relojes para cronometrar los juegos, dos termos de agua, una infladora eléctrica, y después de difícil forcejeo, se consiguió el permiso para cercar una cancha, pintarla y ponerle piso especial antirresbalante. El trabajo costó Bs. 57.000,00 y al terminar tuvimos una celebración muy sencilla con un breve torneo de tiros libres. Esa cancha es la que está paralela el campo de Fútbol y por mucho tiempo fue exclusiva del Basket hasta que retirado el LOYOLA de la Liga LIDES y perdido el entusiasmo inicial y se dejó para uso del Voleibol que comenzaba a destacar.

Es de notar que por iniciativa del Profesor Pozo se solía jugar todos los años un torneo de tiros libres con medalla al triunfador y en cada categoría. El reglamento debe estar guardado en el archivo de LIDES.

La nueva cancha se hizo en el período 1.982-1.983, no tengo la fecha exacta. Se convirtió en centro de atracción y pronto otros colegios quisieron tener la suya.

La Junta Directiva tenía entonces a la Sra. Travieso Renata como tesorera y a la Sra. María Gracia de Ghisoli como Secretaria. La Sra. Sylvia de Sécul también fue de gran ayuda en la Junta impulsando sobre todo a las categorías inferiores.

Un colegio que se incorporó tarde y solo estuvo unas pocas temporadas pero muy eficientemente fue el Santa Gema de Santa Eduvigis. Muchos de sus jugadores estaban curtidos en las canchas vecinas del Parque del Este y dieron la talla en los torneos en que participaron.

En 1.982 ocurrió el hecho lamentable de la trácala de una cédula de identidad de un muchacho del San Antonio y que pareció apuntar al Profesor Pozo. El colegio fue sancionado con expulsión y el Profesor Pozo salió del colegio para volver años después a LIDES, de donde también tuvo que retirarse por cosas que no se pudieron aclarar.

También en 1.982 el LOYOLA logró tres (3) primeros puestos en Lides y un 1º y 2º en la Amistad. Otra vez se trabajó en el Plan vacacional con bastante éxito, pero esta vez con turno matutino solamente y sólo de basket con los entrenadores regulares.

El año 1.983 se publican los Estatutos del LOYOLA Basket Club basados en la experiencia de todos estos años y con el deseo de unificar criterios. Los preparó el P. Mendoza con base a consultas con la Junta y fueron aprobados por todos y por la Dirección del Colegio.

En 1.984 el colegio pagó la restauración de la cancha especial que presentaba grietas y deterioro a un costo de Bs. 22.019,25.

juegos

Ese mismo año se estructuró un Plan Vacacional muy ambicioso: se comenzaba a las 8:00 a.m. con almuerzo en el colegio y la salida era a las 4:00 p.m. Algunos días se programaban paseos a puntos de interés y al Avila. Este primer campamento dirigido por el Sr. Eduardo Rojas, antiguo alumno y simpatizante del Basket, se realizó con bastante éxito. Por la tarde había juegos suaves como ajedrez, etc. La comida y una merienda la preparaban la cantina del Sr. Rojas. Un grupo de alumnos remunerados hacía de monitores junto con los entrenadores.

Esta experiencia vino a estropearse por los abusos de los monitores que se tomaron todo para ellos, se despreocupaban de los campamentistas, se aprovechaban de todo y además cobraban. En el primer campamento no hubo tan graves problemas pero ya se apuntó hacia ese desvío. El segundo no produjo entradas al club porque casi todo se lo llevó el cubrir gastos. Es de notar que tanto este año como el siguiente se pusieron dos tandas de 15 días. En el primer campamento se cobraron Bs. 980,00.

En 1.985 ingresa a la Directiva el Sr. Horacio Avendaño gran conocedor y practicante de este deporte lo que significó un aporte valioso para la Junta. Ese año jugó Sta. Gema y el Angel, los Arcos y Humboldt. También Fe y Alegría de la Rinconada entró por ese año.

El P. Mendoza dejó la Dirección del Basket en manos de la Directiva que ya estaba bien estructurada y funcionando eficientemente. Pronto algunos problemas forzaron a la nueva directiva a retirar al LOYOLA de LIDES y a buscar mejor ambiente en la Liga de la Amistad. Este experimento no resultó y poco a poco fue decayendo ese LOYOLA invicto. Ya no estaba Angelito que se había ido a entrenar el Voleibol, ni tampoco Mate Coco el exitoso entrenador del Infantil B, por problemas de desacato al P. Mendoza.

En su lugar había dos entrenadores de los que uno era bueno pero el otro era un toero. Apenas había unos 20 jugadores, la idea era mas bien pocos y buenos, pero se lograban tan pocos y no había calidad.... El material estaba en malas condiciones y solo tenían unos tres balones.

Durante estos años, el P. Azcune llevaba con el Banco Venezolano de Crédito las cuentas del Basket que fueron frecuentemente deficitarias y el Colegio debió aportar en alguna ocasión lo necesario para cancelarle a los entrenadores.

En 1.990 un grupo de doce (12) jugadores viajó a Puerto Rico durante la Semana Santa y compitieron con equipos de la isla pero fueron superados por el tamaño de los nativos y su preparación técnica superiores. De todas maneras, regresaron con gran ánimo después de ganar uno de sus juegos. Pero a pesar de todo, el panorama basketero estaba deteriorado.

En 1.991 el RP. Rector Benito Azcune convocó una reunión del Basket para levantar al club e invitó al P. Mendoza a que se reincorporara. Y éste lo hizo pero pidiendo que se volviera a LIDES a sabiendas que se daba un paso fuerte y que se pasarían muchos sinsabores antes de recobrar la calidad de antes, pero considerando esencial el paso. Aceptada la proposición se nombró la nueva Junta Directiva con la inclusión del Sr. Jaime Bayer y la Sra. Nichols, hoy fallecida...... Algunos directivos proporcionaron balones y hubo fuertes contribuciones monetarias en vista de la situación deficitaria del club. Poco a poco se fueron incorporando jugadores y se volvió a recuperar el entusiasmo por este deporte.

Desde entonces, todos los martes durante el curso escolar, la Junta se reúne a las 7 p.m. sin falta. Y es de alabar la fidelidad con que se tienen estas reuniones de las que se lleva acta y se planifican las actividades del Club. Allí se discuten las decisiones de LIDES, se habla de los juegos y surgen proposiciones para mejorar todo el material humano jugadores y entrenadores y el de dotación. El Club era ya autosustentado con las cuotas de sus miembros.

También se puso empeño en mejorar las canchas existentes y se adquirieron torres para la cancha del Infantil B y se las dotó de tableros de fibra transparentes que pronto los rompieron con tiros a distancia y otras travesuras que obligaron a reemplazarlos después de apenas dos o tres años de servicio. Las torres antiguas que estaban en la cancha primera de Basket , se llevaron a una nueva cancha paralela a la Dirección del Colegio, que había sido repavimentada, pues al apropiarse el Voleibol de aquella primera cancha, era razonable que las alumnas tuvieran lo mejor y ese deporte exigía que la cancha fuera cerrada para evitar que escapara la pelota continuamente.

Otra medida acertada fue la fabricación de otra cancha en el espacio entre la Capilla y el antiguo Gimnasio (hoy oficinas del Cel, Banda, etc.). Para los postes se utilizaron los postes abandonados y pequeños de las antiguas canchas del estacionamiento entre las canchas de fútbol que estaban abandonadas y que soldando unos trozos con otros dieron la dimensión requerida para juegos mayores. Por un tiempo se usó esa cancha para entrenamiento de las muchachas y de los excedentes de fichados de Lides a quienes se les inscribió en la Amistad sin ningún éxito porque o no asistían o no les señalaban juegos y hubo que retirarlos con pérdida monetaria.

El sueño de todas las directivas ha sido el poder contar con una cancha techada y cerrada para poder jugar con cualquier tiempo y aun de noche. Pero siempre se ha tropezado con discusiones sobre el lugar y no se ha logrado un acuerdo con las autoridades del colegio que satisfaga a todos. El problema económico es grande pero menor comparado con el otro.

También se organizó un torneo femenino que se inauguró con mucha pompa, merienda y todo pero no prosperó. Estaban inscritos el Colegio Francia, Internacional, Caniguá y el Teresiano además de nosotros. Se jugaba en la cancha nueva.

La cancha quedó en definitiva para los recreos de 7º grado y es muy utilizada lo que confirma lo acertado de la decisión de hacerla. En ese tiempo se usó uno de los espacios de la Capilla como depósito de balones mesa y bancos. La cancha fue abandonada por las muchachas por ser muy caliente y sin sombra. El P. Mendoza sembró unos árboles pilones (cuatro para ser exactos) que tienen raíces profundas y dan buena sombra, que actualmente han crecido mucho y ya comienzan a refrescar el lugar.

Los Profesores y alumnos de 5º y 6º grados se quejaron de que no podían usar esa cancha porque los de 7º los sacaban y se pensó hacer otra cancha para 5º y 6º enfrente de las oficinas de Deporte Banda y CESI. El espacio es estrecho pero se puede terraplenar el jardín y sacar unas gradas y se haría una cancha buena para practicas y recreos. Se han hecho infinidad de diligencias pero no se consigue quien la haga. Y otra vez no es cuestión de dinero y tampoco de permisos.

En 1.993 el Sr. Horacio Avendaño donó dos aros flexibles y como ya los tableros antiguos de madera de la cancha central y principal estaban deteriorados, se compraron tableros de madera compacto marino, de grandes cualidades, a las que Cipriano Pastrán recubrió de material impermeabilizador, pintura, etc., y se colocaron con los nuevos aros. Dos años después el Sr. Avendaño repitió su gesto y ahora tenemos 2 aros mas esperando que se puedan instalar. Nuevos tableros de compacto marino están comprados y hay que pintarlos y colocarlos en nuevas torres que se acomoden al peso y función de los aros nuevos.               

Ese mismo año volvió Angelito a entrenar a los Infantiles A y Juvenil lo que ha traído una recuperación de nuestros equipos. Después de años de coleros, comienzan a destacarse nuestros equipos. A Angelito se le ha dado la responsabilidad general del Basket y en ese carácter suele ponerse en contacto con los otros dos entrenadores Wilmer Cuevas del Infantil B y Oscar Aguilera del Infantil C y Mini para coordinar y a veces corregir algunas cosas.

El año 1.996 nos encuentra con tres equipos que seguramente clasificarán y los otros dos con posibilidades menores pero con chance. En vista del poco progreso que se lograba en las categorías pequeñas y que se podía atribuir a la falta de ideas y poca habilidad para dirigir del Sr. Aguilera, se probó un nuevo entrenador con cierta oposición de algunos pero que poco a poco ha ido adquiriendo la confianza de todos por su capacidad. De hecho en los primeros juegos se notó la diferencia positiva.

En 1.997 quedamos de terceros en Infantil A y Juvenil después de haber llegado a las finales pero en los dos juegos finales nos faltó aliento jugando en cancha contraria.

En el 1.998 se repitió a historia y jugamos sin suerte los finales en Infantil A y Juvenil.

Por fin, el año 1.998 se iluminaron nuestros sueños. Con motivo de los 75 de fundado el Colegio se planteó la utilidad de hacer un Salón Multiuso en el patio de recreo de Bachillerato que servirá para las clases de Gimnasia, los recreos en tiempos de lluvia o de sol inclemente y de Basket y Voleibol. Aprobada la idea por el Rector RP. Miguel Angel Mora, S.J. y luego por la Comisión de Colegios y el mismo Provincial RP. Arturo Sosa, S.J., se inició el Proyecto como copia de lo que ya tenían varios colegios de la Compañía.

Al objetarse que parecía muy rústico el Proyecto, el ingeniero Napoleón Ramos, verdadero dinamo de todo, convidó al Arquitecto Felix Paván a diseñar algo más digno y de ahí salió el diseño actual con algunas modificaciones sobre la marcha como los vidrios mallados en lugar de romanillas.

El ingeniero Carlos Luis Cosson hizo los cálculos estructurales, José Ochoa los desagües, la resistencia del piso el Ing. Moreau y Fernando Thery como ingeniero de la obra. Se contrató a una empresa conocida por los ingenieros (MAIPO) que resultó excelente. Se contrató además el techo con LUVITEC y otras empresas para otros trabajos. Hoy aquella obra que hizo al P. Miguel Angel Mora decir cuando vió el dibujo del proyecto: “esto es sueño”, es realidad.

Napoleón movió la formación de un grupo que inicialmente proporcionó el dinero para comenzar y con sus gestiones consiguió el aporte extraordinario de la Fundación Carlos Delfino liderada por el homónimo antiguo alumno. Otros antiguos alumnos contribuyeron generosamente y esperamos que podamos completar todo

No debemos olvidar que el Colegio también dió una sólida contribución y prestó toda clase de apoyo especialmente cuando el actual Rector RP. Sebastián Altuna, S.J. que se encontró con las obras por empezar pero esperando su si, como lo hizo aun teniendo que soportar malos entendidos y oposición de algunos sectores interesados en otro tipo de Plan.

El Proyecto se hizo extensivo a las áreas vecinas y se construyó un brocal, una cantina y un acceso que será arborizado y dotado de bancos y mesas en la cara sur del Salón. No debo pasar por alto que el Sr. Avendaño hizo un donativo adicional de otros dos aros profesionales de basket con lo que las canchas están totalmente equipadas, las cuales cuentan con  tableros que se pueden subir o bajar para los minis o juveniles. Así el Salón quedó adaptado para tres (3) canchas de Basket o de Voleibol y/o para uso académico y religioso, según el caso. Tiene iluminación y sonido, y además tiene las acometidas para el caso que se quiera poner pantalla gigante de TV. Fue inaugurado en mayo de  1.999 con el nombre de Salón de Usos Múltiples R.P. Lorenzo A. Mendoza H.